Home >> Energía y Antioxidantes >> Enfermedades degenerativas >> Acido Alfa Lipoico
(Haga click en la imágen para ampliar)

Acido Alfa Lipoico

Código: 50086


Propiedades: Antioxidante indicado en pacientes diabético crónicos ya que es capaz de reducir las complicaciones secundarias asociadas a esta enfermedad. En deportistas con entrenamiento de alta intensidad ayudará al músculo a la absorción de la misma al interior de la célula muscular, incrementando a la vez, la síntesis de glucógeno.

Recomendación: Antioxidante, prevención del envejecimiento prematuro, coadyuvante en terapias preventivas de enfermedades degenerativas (cardiovasculares), protector del daño oxidativo secundario al cigarro, contaminación atmosférica y radiación solar UV. Indicado en diabéticos y deportistas.

Precauciones y Advertencias: No administrar en personas con conocida hipersensibilidad a cualquiera de los componentes Mantener cerrado en un lugar fresco y seco, fuera del alcance de los niños

Administración: 1 a 4 cápsula diariamente 

Presentación: Frasco de 60 cápsulas blandas

Detalle del producto

  • Cada cápsula contiene 100mg de Acido alfa Lipoíco.
  • Se le considera como el "antioxidante universal" porque es liposoluble e hidrosoluble, esto significa que puede actuar en cualquier parte del organismo. Además de tener sus propias acciones antioxidantes, es también capaz de regenerar a la vitamina C y a la vitamina E de sus formas oxidativas.
  • El organismo sintetiza muy pocas cantidades de ácido lipoico.
  • Los estudios demuestran sus efectos antioxidante, hipoglucemiante y energizante. 
  • Numerosos estudios han demostrado el efecto protector de glóbulos rojos y ácidos grasos del daño oxidativo (típico de la exposición a los rayos ultravioletas del sol).
  • Hay estudios que han demostrado que la adición de ácido lipoico en la dieta de diabéticos tipo II han incrementado significativamente la utilización de glucosa en sangre. Teniendo en cuenta que el músculo es el principal demandante de glucosa sanguínea, el ácido lipoico ayudará al músculo a la absorción de la misma al interior de la célula muscular, incrementando a la vez, la síntesis de glucógeno. Al mismo tiempo, disminuye la captación de glucosa por medio de las células del tejido adiposo (o adipositos). El resultado de todo esto es un aumento en la producción de energía y una disminución de la acumulación de grasa en el organismo.